Keep Calm and don’t crop!

Keep Calm and don’t crop!

Decidí compartir aquí esta trágica y randómica experiencia que viví hace algunos días con la esperanza de que nadie más tenga que pasar por tifones de lágrimas como hice yo.

Decidí compartir con ustedes, algo nuevo y fascinante que aprendí de photoshop el otro día, luego de uno de los Epic fails más grandes de mi vida.

Partiré por el comienzo…

Hace unas semanas y luego de más de un año terminé la parte de edición más terrible de lo que será mi primer libro: ALMAAZ. Estaba feliz y eufórica, porque después de tanto trabajo por fin el lanzamiento estaba un poquitito más cerca. Solo faltaban unos temitas de diagramación y… Material comunicacional.

¡Yay! Se trataba de una nueva etapa donde tendría la excusa perfecta para retomar la ilustración, una de mis pasiones que desde hace un rato y por la falta de tiempo, he dejado de lado.

Si quieres puedes descargar gratis el primer capítulo AQUÍ, con el código de la imagen.

Así que se me ocurrió la idea de hacer un banner en el que figuraran todos los protagonistas. También se me ocurrió hacer videos que mostraran el proceso de ilustración (como el que dejo de ejemplo más abajo) con la idea de compartir un poquito más el proceso y, que estos videos fueran uno para cada personaje.

Para conseguir mi objetivo de solo-un-personaje-en-cada-video se me ocurrió “ocultar” parte de mi trabajo, acotando el lienzo con la herramienta “Recorte” de Photoshop que, básicamente, lo que busca es recortar la imagen que se esté trabajando, de modo de conseguir un mejor encuadre.

En general (si alguien la ha ocupado podrá dar fe de esto), cuando se importa una foto a photoshop y se utiliza esta herramienta, no borra contenido, solo achica el lienzo para que esté invisible. Puedes aprender a usarla en este video de PSFacilito.

 

Captura de pantalla 2017-03-06 a la(s) 8.31.20 p.m.

El problema y lo que nadie te dice es:

Que solo aplica para los Smart Objects, ¡pero NO para las capas rasterizadas! Lo que significó que después de 4 horas de ardua concentración arruinara lo que llevaba de trabajo y dejara a mi personaje principal descabezado, mi almohada empapada de frustración y un grave retraso en mis planes comunicacionales. 

¡Tú no lo hagas!

Te dejo la barbaridad en la que se transformó mi pintura (aún no terminada) en caso de que quieras reirte de mí, pero de verdad, espero que esto no te pase ni a ti ni a nadie más. Por suerte grabé lo que llevaba de proceso y aaaalgo alcancé a salvar :’) .

Captura de pantalla 2017-03-06 a la(s) 8.41.18 p.m.
Snif!

 

Espero nunca te pase 🙂

Leave a Reply