[Reseña] Harry Potter y el Legado maldito

[Reseña] Harry Potter y el Legado maldito

Harry Potter es sin dudas una de las sagas literarias más emblemáticas de los últimos años. Tiene sus propias películas, parques de diversiones (con castillo incluido) y millones de jóvenes, viéndose absorbidos por su mundo mágico, que han recurrido a diferentes medios para averiguar exactamente a qué casa pertenecen, han comprado varitas y rezado por las noches para recibir su carta de ingreso a Hogwarts. Sin dudas, marcó un hito en la vida de muchos y por lo mismo, parece absurdo describirlo como “otro-libro-más-que-reseñar”. Sin embargo, esta octava entrega tiene mucho sobre lo cual conversar.

En primer lugar está la pregunta que muchos se hicieron ante el anuncio del lanzamiento:

“¿En serio, otro Harry Potter más? ¿Es que no existe ningún otro mago digno de contar la historia?”

CursedChildLogo

Lamentablemente, es una pregunta a la que todavía no tengo respuesta. Sin embargo, pese al escepticismo inicial y al miedo de que la franquicia estuviera alargando la historia más de lo debido, resulta ser una primicia lo suficientemente atractiva para absorber por completo a quienes son fieles seguidores de la saga.

El libro tiene lugar 19 años en el futuro, luego de que Harry y sus amigos vencieran a Lord Voldemort, donde el joven Albus Severus Potter (hijo de Harry) debe enfrentarse a su nueva vida como estudiante en Hogwarts. Albus es en esencial la antítesis de todo lo que Harry representa: fue criado por sus padres y tíos, amado desde pequeño, en un hogar seguro —todo lo que Harry nunca tuvo— sin embargo, su apreciación por lo que lo rodea es oscura y su peculiar personalidad lo lleva a meterse en peligrosos líos que tornarán el mundo mágico en algo incluso más oscuro de lo que fuera antes de la aparición del “Niño que vivió”.

maxresdefault

Si bien la historia se presenta como un guión teatral —otro punto más de discordia, polémica y escepticismo general— la historia es muy fluida. A modo personal, todavía no sé si Rowling, Tiffany y Thorne tuvieron mucha suerte, o fue una decisión estratégica hecha adrede cuando decidieron publicarlo pero este formato funciona para este tipo de historias casi exclusivamente porque es Harry Potter —por el amor de Dios—. Para alguien que ya ha leído todos los otros libros, no es necesario que se describan cosas como el castillo, los despachos, las mazmorras o las características físicas y psicológicas de los personajes. Ya los conocemos y la mayoría de las personas para las que fue escrita, crecieron con la historia. Por lo tanto, si este era uno de los puntos que te hacían dudar de leerlo hasta ahora, pues derriba esa barrera.

Por último, otro de los grandes puntos discutidos es qué tan representativo es The Cursed Child (El legado maldito) respecto al resto de la saga. Para muchos, no cuenta como entrega porque “no fue escrito por J.K Rowling” y eso lo desacredita casi por completo. Aquí hay varias cosas que me gustaría decir al respecto, aunque constituyen un serio arranque de subjetividad de mi parte:

  1. Cuando leímos Harry Potter y la piedra filosofal, no teníamos idea de quién era J.K Rowling y lo amamos igual, porque fue la historia la que nos absorbió.

  2. Es un libro publicado bajo el alero de “Harry Potter theatrical productions” lo que le otorga tanto carácter de un producto original como lo fueron los otros libros, películas y todos los otros productos de la franquicia.

  3. JK Rowling sí estuvo involucrada en la edición del guión. Es más, de acuerdo a Goodreads.com es la autora del libro, algo que no sería posible —debido a los derechos de propiedad intelectual y de autoría— si no hubiese estado directamente involucrada en las decisiones del libro.

Captura de pantalla 2017-01-15 a la(s) 11.20.52 p.m.

En general, los escepticismos son varios y en absoluto entendibles.  Yo misma me negaba a leerlo hasta que la histeria colectiva se apoderó de mí y me advirtieron de una oferta súper conveniente en BookDepository.com —que por si acaso, recomiendo bastante—, pero me llevé una gran sorpresa. Me devoré la entrega en un momento de mi vida en que si leía un par de párrafos al día, de la historia que fuese, era mucho, y quedé con ganas de más.

The Cursed Child, aborda temas y matices en los personajes que nunca se había visto tan de cerca en la saga. Da material para reír, sufrir y reflexionar sobre muchas cosas. Lo único que resiento es que me habría gustado saber y meterme mucho más en la vida y aventuras de Albus y Scorpius Malfoy, pero bueno, no se puede tener todo en la vida, y no dejo de esperar que Rowling nos vuelva a sorprender con más de estos dos.

Recomiendo ampliamente la novela, aunque debo advertir, todos mis comentarios son basados en la versión original, ya que desconozco cómo será su fluidez en la versión traducida, del mismo modo que ignoro cuál habría sido mi apreciación general.

 

Leave a Reply